Sobre mí

Soy Licenciada en Administración y Dirección de empresas, pero por diversos motivos llevo sin trabajar en “lo mío” y fuera de casa desde que nació mi segundo hijo en Diciembre de 2008. Eso no significa que lleve “ociosa” desde entonces. He hecho muchas cosas interesantes en este tiempo, muy gratificantes para mí y en mi opinión, importantes para el conjunto de la sociedad, de las cuales la principal y la más importante ha sido y es cuidar de mis propios hijos. Es decir, que a pesar de estar técnicamente en “el paro”, nunca he parado de trabajar.

Nadie me paga por hacer lo que estoy haciendo, no tengo horario, ni un jefe, pero aún así ha habido y hay días que resultan muy estresantes. Tengo una gran responsabilidad entre mis manos, que es acompañar a unos pequeños seres humanos en su desarrollo, cuidarlos e intentar que tenga una existencia feliz. Los resultados de mi labor no se ven inmediatamente y habrá quien piense que lo que yo estoy haciendo no tiene mérito, que puede hacerlo cualquiera, probablemente mucho mejor que yo. Quizá sea cierto, pero por muchos errores que cometa, sé que mis hijos me los perdonarán porque soy su mamá y madre no hay más que una…

La maternidad está muy desprestigiada. Parece que si no trabajas fuera, no estás haciendo nada. Quedarse en casa parece sinónimo de comodidad, vaguería, dependencia y falta de inquietudes o ambición. Nada más lejos de la realidad. Es ahora que soy madre, cuando me siento más segura de mi misma y de mis capacidades, cuando estoy desarrollando más plenamente mis aptitudes y mi capacidad creativa (¡sí, yo tenía de eso!), cuando más me preocupo por lo que pasa a mi alrededor. Y precisamente por eso voy a dedicar un tiempo a cuidar en exclusiva de mis hijos, porque considero que es mi responsabilidad y mi mejor aportación para hacer de éste, un mundo mejor. Porque hay muchas personas que pueden registrar y contabilizar facturas, o pagar a proveedores, pero para estar con mis hijos la más adecuada, soy yo.

Por todo esto mi profesión actual es MAMI con mayúsculas, estoy orgullosa de ello y de ahí procede el nombre de mi blog.

A través del blog hablo de mi experiencia como madre. No pretendo sentar cátedra, ni juzgar a otras madres ni otras maneras de hacer las cosas, sólo contar anécdotas, hacer reflexiones y desahogarme cuando la tarea de la maternidad me supera. Hablo con sinceridad de lo que creo que conlleva la maternidad sin pintar la realidad de rosa, porque como en todo, ser madre tiene sus cosas positivas y sus cosas negativas. Escribo de como son y suelen comportarse los niños (al menos los míos), de lo que necesitan, de nuestras expectativas, de las suyas y de como muchas veces no coinciden y eso hace que algunos (o todos) en la familia nos mostremos descontentos en ocasiones. La maternidad es un camino de aprendizaje y quiero compartir ese aprendizaje con otras madres, a las que leerme quizá pueda servirles de ayuda en algún momento.

Puedes seguirme en twitter: @deprofesionmami y en la página de facebook: https://www.facebook.com/deprofesionmami o leer mis entradas publicadas en el blog de El Parto es Nuestro, asociación de la que he formado parte durante más de 7 años.

Soy autora también del cuento infantil “Nace Eugenia”. Editorial OB STARE que pretende contribuir a que los niños estén familiarizados con los procesos fisiológicos del embarazo, parto y lactancia de una manera didáctica y amena.

No hay comentarios:

Publicar un comentario